Home / Gastronomia

LAS MEJORES EMPANADAS DEL GRAN SANTIAGO

Publicada el 28/08/2017 por Juan Antonio Eymin

El título de esta nota es sin duda más rimbombante que la realidad, ya que con el paso de los años la calidad de las empanadas ha ido en decadencia.



El sábado recién pasado se realizó –como todos los años- una nueva versión del tradicional Concurso de Empanadas que realiza el Círculo de Cronistas Gastronómicos y del Vino de Chile. Como estoy involucrado en esta Asociación, tuve la oportunidad de recibir las muestras (que se compraron en forma anónima) y otorgarles un número, con la finalidad que el jurado – seis miembros del círculo y tres renombrados chefs – cataran el producto sin saber su origen ni procedencia.


Por diversas vías de compra llegaron más de 180 muestras (tres por local), a las que se le asignaba un número y se enviaban a la cocina del Espacio Gastronómico de Guillermo Rodríguez, quien fue el anfitrión de este importante evento anual. Tres mesas estaban dispuestas en el comedor principal de la casona y cada una de ellas fue integrada por un chef y dos miembros del Círculo, quienes podían opinar sobre la composición de cada una de las muestras y luego valorizarlas con notas del 1 al 7.


Sería fácil hacer un resumen y contarles el origen de las mejores empanadas de este año. ¿Ganaron las empanadas del Barrio Alto como en años anteriores? No, ya que el origen de las tres ganadoras provienen de barrios absolutamente diferentes; Lo Barnechea, La Reina y Recoleta. Doy fe que por mis manos pasaron empanadas compradas en Santiago, Ñuñoa, La Florida, San Bernardo, Estación Central, Cerrillos, Macul, Maipú y otras comunas del Gran Santiago.


Aunque el resultado de este año se notó una inusitada baja de calidad de las empanadas compradas en el Barrio Alto y de acuerdo a la lista de ganadores entregada por el Círculo, sólo 5 de las 60 muestras lograron un reconocimiento por parte del jurado. El resto no pasó los límites que la tradición determina como “buena manufactura”: empanadas añejas, masa cruda, uso indiscriminado de maicena para engrosar la salsa, carne con demasiada grasa, uso abusivo de  cebolla, empanadas congeladas, y en varios casos el uso excesivo de especias fueron los grandes defectos detectados en esta jornada. 


Por eso hay que felicitar a los ganadores, ya que las muestras llegaron en forma aleatoria y sin siquiera saber quién las adquirió. Los auspiciadores –vinos La Causa País de Viña Miguel Torres Chile, pisco Waqar, aceite de oliva Petralia de Canepa y la nueva (y excelente) chicha Moscatel de Terramater, apoyaron con recursos para adquirir las decenas de muestras necesarias y –como es costumbre- al final de la jornada los jurados (entre ellos los chefs Claudio Úbeda, Patricio Cáceres y Cristián Gómez), más Carolina Freire, Darío Córdova, Pilar Hurtado, Patricio Rojas, Macarena Achurra y Consuelo Goeppinger como representantes del Círculo de Cronistas Gastronómicos, decidieron que los ganadores de la evaluación correspondiente al año 2016 recayeran en:


1.-Rosalía, Pastor Fernández 15.521, Lo Barnechea; (222321593) 

2.-La Nonna, Palmas de Mallorca 156, La Reina  (222270144)

3.-Empanada Mía, Av. Perú 1474, Recoleta (228337747)

4.-La Tinita, Antonio Bellet 58, Local 1, Providencia. (222364199)

5.-Ambassador, Tobalaba 975, Providencia. (222318145)


Y no hay más. Es una pena tremenda ya que me hubiese encantado que la empanada -el producto más vendido en las celebraciones de nuestras fiestas patrias-, tuviese más actores de calidad. Los resultados desencantan y no son lo que nos gustarían. Desde estas líneas, mis felicitaciones a los que elaboran productos de buena calidad y un tirón de orejas a los que manufacturan empanadas con una planilla excel al lado, donde el amor por el producto no figura en ninguna columna.


(*) Juan Antonio Eymin es cronista gastronómico y fundador de Lobby, la primera revista  destinada al sector hotelero y gastronómico de Chile. En la actualidad sus comentarios pueden ser leídos en varias publicaciones. Su independencia le da la libertad necesaria para aconsejar a sus lectores, por eso donde va gusta destacar lo bueno y lo malo.



Comenta esta nota: