Home / Gastronomia

A LA CARTA: MENOS ETIQUETAS, MÁS CREATIVIDAD

Publicada el 05/06/2018 por Juan Antonio Eymin

Nuestro cronista hizo una selección de las diez cartas de vino más interesantes de nuestra capital. Lea y disfrute


Ya no es mayor gracia tener 200, 400 o mil etiquetas de vino en la carta de un restaurante. La tendencia es abrirle las puertas a pequeñas producciones y enólogos atrevidos, con la finalidad que los consumidores puedan apreciar las últimas novedades vitivinícolas con producciones de diferentes calidades y orígenes. 


BACO

Frédéric Le Baux, su propietario, cata y escoge –a su criterio- cada una de las etiquetas que comercializa en su famoso restaurante. Con énfasis a viñedos medianos y otros poco conocidos, esta vitrina es una de las más apetecidas por los viñateros, ya que entrar a Baco es como jugar en las grandes ligas. (Nueva de Lyon 113 / 22231 4444)


99 RESTAURANTE

Es quizás la carta más radical de los restaurantes de Santiago. Llama la atención que gran parte de los vinos que tiene el 99 son naturales, biodinámicos o artesanales, que maridan a la perfección con su moderna cocina de autor. Blancos y tintos de cerca de 40 pequeños productores que no hay que perderse. (Andrés de Fuenzalida 99 / 22335 3327)


PAN-BAR

Un experimento que llegó para quedarse. La terraza de la tienda de vinos La Vinoteca se transformó en cafetería y bar, donde el cliente puede degustar una sabrosa carta que se sirve sobre tostadas de pan hecho en casa y escoger el vino que desee de la tienda… al mismo precio que la tienda. Realmente un “best value”  (Nueva Costanera 3955 / 22953 6291)


BOCANARIZ

La carta del Bocanariz fue seleccionada en la lista de las mejores del mundo por la revista Wine Spectator. En sus bodegas descansan botellas chilenas de todos los valles y hay espacio para los vinos de autor, productores independientes, los grandes de la industria, novedades y cepas raras. Es un espejo del Chile actual y destino obligado de los turistas que llegan a la capital (Lastarria 276 / 22638 9893)


LA VINOCRACIA

Creado por Héctor Vergara, el único Master Sommelier de Sudamérica, La Vinocracia tiene 1.127 vinos en la carta, quizás la más numerosa en Chile. Un punto de encuentro para aprender de vinos y deleitarse con una cocina donde destacan los productos del mar, del campo e incluso de la Patagonia. (Av. Irarrázaval 3470 / 22769 9276)


DON CARLOS

La carta de vinos de este skeak house tiene cerca de 250 etiquetas entre viñas tradicionales y pequeñas, a precios más que adecuados. Como gran innovación, ofrecen una docena de etiquetas en botellas de tamaño Magnum como Domus Aurea, El Principal, Erasmo y Gran Lurton, entre otros. (Isidora Goyenechea 2895 / 22232 7144)


RUBAIYAT

Una gastronomía de alto nivel exige la compañía de vinos en igual sintonía. Por eso en este lugar pusieron a disposición una de las más amplias y variopintas cartas de vinos, donde bodegas nacionales y extranjeras compiten de igual a igual con la finalidad de maridar a la perfección la calidad de sus carnes y vinos. (Nueva Costanera 4031 / 22617 9800)


LA MISIÓN

De los mismos propietarios del Bocanáriz, este restaurante ofrece una generosa gama de vinos del continente americano a través de 420 etiquetas, 41 vinos por copa y 11 degustaciones temáticas, en un ambiente cálido, amable y refinado. Con una cocina que sorprende, a cargo del chef francés Jonathan Michel y un servicio de nivel, este lugar se ha convertido en uno de los imperdibles de la capital.  (Nueva Costanera 3969 / 22208 8908)


CUEROVACA

Su propietario, Juan Gabler, no solo es fanático de la carne y el vino, ya que incluso ha incursionado en la elaboración de su propia etiqueta, convirtiéndolo en un entendido en la materia. En Cuerovaca se unen perfectamente los cortes premium con vinos de alta gama, donde ningún detalle queda al azar. Elegante y sólido, es uno de los grandes clásicos de la capital. (Paseo El Mañío 1659 / 22206 3911)


BARRICA 94

El Patio Bellavista se engalanó con la apertura de este restaurante que dispone de una gran carta de vinos donde sus ambientes están directamente relacionados con el vino. Suman a ello 34 variedades por copas entre cerca de 360 etiquetas para pedir por botella. Sede de variados eventos vitivinícolas, destaca una cocina chilena de autor de buena factura, logrando un entretenido –y educativo- ambiente  (Patio Bellavista, local 94 / 22732 4940)

 

*Juan Antonio Eymin es cronista gastronómico y fundador de Lobby, la primera revista  destinada al sector hotelero y gastronómico de Chile. En la actualidad sus comentarios pueden ser leídos en varias publicaciones. Su independencia le da la libertad necesaria para aconsejar a sus lectores, por eso donde va gusta destacar lo bueno y lo malo.



Comenta esta nota: